Punta Alta Sociedad

El Municipio busca dar viviendas a familias en situaciones de emergencia social

A partir de las gestiones de la Secretaría de Desarrollo Social, el Municipio busca suscribir un convenio con la Asociación Civil TECHO para la adquisición de 10 viviendas de emergencia para familias en situaciones habitacionales críticas. La concreción de esta iniciativa, no ha prosperado hasta el momento, dependiendo del tratamiento del proyecto de parte del Concejo Deliberante rosaleño.

“Estamos hablando de ayudar a familias que hoy viven en espacios muy reducidos, con pisos de tierra, chapas deterioradas, con filtraciones de aire y agua constantes, sin las mínimas medidas de seguridad, o incluso casos que pudieren registrarse de personas en situación de calle”, explicó el licenciado Mariano Ojeda, secretario de Desarrollo Social de Rosales Municipio.

Cabe mencionar que TECHO es una organización presente en 19 países de Latinoamérica y el Caribe, que lleva construidas 11.733 viviendas buscando superar la situación de pobreza en la que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de vecinos y voluntarios.

El licenciado Ojeda se interiorizó sobre los alcances del convenio para la construcción de estas viviendas de emergencias en pos de buscar soluciones ante situaciones de alto riesgo habitacional que atraviesan algunas familias del distrito.

“Queremos modificar esta realidad, donde los niños son los más afectados, y creemos que esta sería una respuesta viable desde el Estado Municipal, con la construcción de 10 viviendas de emergencia para quienes más lo necesitan”.

“Este programa tiene por objetivo reducir la urgencia habitacional y mejorar la calidad de vida, entendiendo a la vivienda como un derecho humano fundamental. Desde la amplitud de la vulnerabilidad habitacional, la vivienda de emergencia se enfoca en resolver una primera necesidad: la de protección y seguridad contra el entorno y el ambiente”, añadió el secretario de Desarrollo Social.

La selección de las familias beneficiarias se realiza luego de una rigurosa evaluación socio ambiental por parte de las trabajadoras sociales de la Secretaria de Desarrollo Social y cada familia deberá formar parte de la construcción de su vivienda junto a voluntarios y vecinos.

El costo total que deberá afrontar el Municipio rondará el millón de pesos, por lo que, para efectivizar la firma del convenio, el proyecto necesita de la aprobación del Concejo Deliberante.

El propio secretario de Desarrollo Social, Mariano Ojeda, se encargó en dos oportunidades de concurrir a reuniones de comisión en el Concejo – incluso, en una de ellas, acompañado por el equipo de trabajadoras sociales del área -, para interiorizar a los ediles oficialistas y de la oposición sobre los alcances de este programa.

“Pese a que nos tomamos el tiempo necesario para explicarle detalladamente a los concejales de nuestro distrito cómo funcionaría este programa, respondiendo con detalles cada una de sus inquietudes y presentando toda la documentación solicitada, los ediles de la oposición decidieron ponerle un freno a nuestro proyecto, pero principalmente dejando sin techo a 10 familias rosaleñas con necesidades urgentes”, expresó Ojeda.

“Además de oponerse sin argumentos, han subestimado el trabajo de las profesionales del Área social, se han reído, ironizando con expresiones tales como “es una cucha de perro”, “casa de árbol” o “una casucha”. Estas expresiones inapropiadas hieren a las familias que valoran la posibilidad que se les brindaría en caso de aprobarse esta iniciativa, que lamentablemente se ve demorada por culpa de la mezquindad política de los concejales de la oposición”, concluyó el secretario de Desarrollo Social.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *